Let´s build

JUAN SANTAELLA, consejero técnico de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, del Ministerio de Industria inicio | volver a noticias
"El contacto entre empresas manufactureras y fabricantes de tecnología acelerará la implantación de la Industria 4.0"
JUAN SANTAELLA, consejero técnico de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, del Ministerio de Industria

¿Qué impacto están teniendo en las empresas productivas tecnologías disruptivas como la fabricación aditiva, el Industrial Internet of Things, el Big Data o el Cloud?

Menciona algunos de los principales habilitadores digitales de la Industria 4.0. Alguno de estos habilitadores llevan en el mercado desde hace algunos años, la diferencia que existe ahora y que va a provocar el impacto es su incorporación al sector manufacturero y especialmente la estandarización que se está empezando a producir.

El impacto es en distintas dimensiones. La primera dimensión sería en el propio proceso de fabricación; por ejemplo el que permite la impresión aditiva para el prototipaje donde se empieza a ver  una  reducción tanto del coste, como de tiempos  de realización. Al facilitar  realizar el prototipaje “in-house”, sin recurrir a terceros y el ahorro de material que se produce por la propia forma de fabricación (no substractiva) donde aplicando programas de software se optimiza la cantidad de material empleado en la pieza, entre otras ventajas.

 

¿Qué otros impactos se producirán?

Una segunda dimensión importante es la integración de los habilitadores digitales dentro de la cadena de valor de la industria manufacturera. El cloud facilita la compartición de información dentro de toda la cadena, permitiendo la automatización y la trazabilidad de forma fácil y sencilla, por ejemplo, dar acceso al proveedor al stock del almacén o al distribuidor a las peticiones de mi cliente. Incluso en las visiones más futuristas se habla de “red de valor” en vez de “cadena de valor”, dado que se comparte información con los competidores y su cadena formando una red.

Y por último, aunque existe claramente más dimensión donde existe impacto: mantenimiento de maquinaria, ahorro energético… es la oferta. Estos habilitadores permiten crear tiradas más reducidas pero más personalizadas, ya vemos en el mercado algunos grandes fabricantes que lo están realizando.

Especialmente interesante desde el lado de la oferta van a ser los productos ciberfísicos, la aplicación del IoT a los productos fabricados por la industria va a proporcionar a la empresa información, por ejemplo, sobre el destino final de sus productos, utilización y características de funcionamiento. Estos nuevos datos, y algunos otros que ya poseen, se van almacenar y tratar con el “Big Data”, en España tenemos empresas punteras. Este tratamiento va provocar la modificación del propio modelo de negocio, pasando de la venta de productos al ofrecimiento de servicios. Así que el impacto será grande, esa es la razón del interés económico que está tomando.

           

¿Hasta qué punto ésta reindustrialización está afectando de manera masiva a diferentes sectores industriales, como automoción, textil, petroquímico, packaging, alimentación, logística, etc.?

De los estudios realizados, cada sector parte de un punto de digitalización distinto, y no solo los sectores sino también los distintos países. Así que es complicado contestar así la pregunta. Desde el Ministerio de Industria, Energía y Turismo se están poniendo en marcha políticas activas, a través de distintos planes de actuación, para favorecer la reindustrialización. Empezando por la “Agenda para el fortalecimiento de sector industrial en España”, uno de los dos puntos de partida de donde arranca el plan de “Industria Conectada 4.0” presentado el pasado octubre. El otro pilar sobre el que se apoya el plan es la “Agenda Digital para España”.

El plan de Industria Conectada 4.0, con el conjunto de ayudas como puede ser la “Acción Estratégica de Economía y Sociedad Digital”, trata de facilitar a las empresas manufactureras la adopción masiva de los habilitadores digitales. El pasado mes de marzo el Gobierno autorizó los programas de ayudas para el año 2016.

 

¿Cómo cree que una convocatoria como MATELEC INDUSTRY puede contribuir y ayudar a las empresas de todos los sectores a optimizar la productividad y la competitividad en los procesos de producción?

Son convocatorias muy necesarias por varias razones. La necesidad de información y formación; aunque el primer paso para la Industria conectada es la digitalización de la industria, pero este paso es imposible si no se conoce el concepto y las ventajas que le proporcionan al sector tecnológico los nuevos habilitadores digitales adaptados a la industria. Por eso  en el plan desarrollado por el  Ministerio “Industria Conectada 4.0”  se estable como punto de partida acciones de informar y formar sobre la Industria 4.0 y sus habilitadores asociados.

Otro punto a destacar de las ferias es la posibilidad de permitir juntar la oferta con la demanda. Una necesidad que se ha observado en los estudios preparatorios del plan es la poca conexión que existe entre la industria manufacturera y las empresas tecnológicas. Que exista un lugar de encuentro de las mismas, donde se pueda mostrar los beneficios y las soluciones y se expliquen los retornos de inversión es algo necesario, especialmente para la PYME.

Por último destacar la escala, el encuentro se plantea como una feria a nivel del sur de Europa, la Industria 4.0 se basa en la conexión y ésta no es con el entorno local de la industria sino que va tan lejos como lleguen sus proveedores o sus distribuidores, así que resulta necesario que transcienda de la escala nacional. Este es un factor por el cual la Comisión Europea ha decido intervenir en esta nueva tendencia industria-tecnológica.

En resumen, considero que todas las iniciativas que ayuden a difundir y facilitar el contacto entre la empresa manufacturera y los distribuidores o fabricantes de la tecnología permitirán acelerar la implantación del concepto de Industria 4.0, incrementando la productividad y la competitividad.